Actividades al aire libre con medidas de seguridad COVID
facebook
twitter
youtube
instagram
tripadvisor
Como hacer turismo ecologico

¿Cómo hacer turismo ecológico?

Los viajeros están siendo más conscientes del impacto que provocan y los promotores turísticos también ofrecen opciones más sostenibles. Con esta realidad se busca proteger el medioambiente y conocer más sobre las culturas que se visitan. Si te interesa saber más al respecto, te enseñamos cómo hacer turismo ecológico.

¿Qué es el turismo ecológico?

Primero es preciso aclarar qué se conoce cómo turismo ecológico, ya que el término suele confundirse con otros similares. El ecoturismo se define como viajes a regiones que no han sido alteradas o tienen poca intervención humana con el fin de entrar en contacto con la naturaleza y apreciarla.

Del mismo modo, implica conocer la cultura de quienes habitan en el lugar que se visita. La intención es entender y disfrutar de las manifestaciones culturales y promoverlas para incentivar su conservación.

El turismo ecológico y sostenible es una práctica responsable con el ambiente y la cultura. Lleva a descubrir lugares y culturas, y busca promocionar su conservación.

A través de esta práctica los visitantes observan la naturaleza tratando de provocar el menor impacto posible. Quieren aprender de ella, mientras tratan de no dejar huellas.

El turismo sostenible toma en cuenta que cada aspecto del viaje cumpla con los objetivos de preservación natural y cultural. Desde las comidas durante los paseos, las formas de transporte, los sitios que se visitan. Entiende que cuando hay lugares vulnerables, es mejor no visitarlos para protegerlos.

Características del ecoturismo

¿Cómo puedes diferenciar el ecoturismo de otros tipos de turismo? El turismo ecológico posee características que lo distinguen, comenzando por su objetivo principal que es el de conservar la naturaleza y los valores culturales del sitio que se visita.

La base del turismo verde es la responsabilidad en el manejo de los recursos. Así como el respeto al entorno y la cultura que lo recibe. El visitante quiere conocer el lugar tal y como es, interactuar con la cultura de la región y ampliar sus conocimientos sobre esta y sobre el entorno en el que vive.

Los promotores turísticos y los miembros de la comunidad, por su parte, buscan mostrar la imagen más real del lugar.

Estos son parte de los valores que sostienen el turismo ecológico, pero hay una serie de condiciones que se establecieron durante la Primera Cumbre Mundial en la Declaración de Quebec.

Las condiciones incluyen que los viajes se hacen en grupos pequeños y que se debe involucrar a la comunidad local, tanto en la organización como en la generación de riquezas. De esta manera se generan fondos para la sostenibilidad de la región.

Asimismo, se opta por el uso de energías renovables y medios de transporte sostenibles (como caminatas, bicicletas, caballos). Los viajeros, además, deben contribuir a la protección de los sitios históricos y culturales.

Durante los viajes, los visitantes también deben provocar el menor impacto negativo posible en la región. Lo cual pueden lograr mediante el respeto a la flora y fauna, tratando de no alterarla de ningún modo. Si van a hacer fogatas, solo puede ser en lugares destinados para ello y llevar el material consigo. De igual manera, al finalizar deben llevar todos los desechos consigo.

Beneficios del turismo ecológico

Gracias al ecoturismo se genera más conciencia sobre la importancia de conservar el medioambiente. Así se incentiva al visitante a respetar el entorno y a consumir de forma responsable.

En ese sentido, se le anima a consumir productos locales, no solo porque esto favorece la economía de la región; sino porque contribuye a la conservación de la localidad.

Los visitantes tratan de intervenir lo menos posible en el entorno para evitar alterarlo.

Para la comunidad, el ecoturismo es de gran ayuda porque consigue que la economía sea más dinámica. Además, favorece la generación de empleos e incentiva la construcción de obras y generación de servicios. Todo esto se suma al interés que se genera alrededor de sus manifestaciones culturales.

Los mismos viajeros también se benefician de este tipo de turismo. Por una parte, aprenden más acerca de la región que visitan y se acercan más a la comunidad. Después de un viaje de este tipo también son capaces de reconocer la necesidad de cuidar mejor la naturaleza y cómo nuestras acciones afectan el medioambiente.

Aparte de esto, hay que tener en cuenta los beneficios físicos y mentales que tiene el contacto con la naturaleza.

Un viaje de este tipo es capaz de cambiar la perspectiva que tenemos acerca de todo lo que nos rodea. Y, de esta manera, invitarnos a cuidar más nuestro planeta.

¿Cuáles son los tipos de turismo ecológico?

Hay muchas actividades que se pueden incluir dentro de lo que es el ectoturismo. Sin embargo, estas se pueden clasificar dentro de tres grupos:

  • Educativo: que se basa en la observación para aprender tanto de la naturaleza como de la comunidad que se visita.
  • Científico: en este caso no se limita a la observación, sino que se hacen investigaciones para entender el funcionamiento de la región.
  • Recreativo: los recorridos se basan en la exploración, en recorrer el lugar como una forma de entretenimiento y descanso. Dentro de esta categoría se pueden incluir, por ejemplo, la participación en rutas a caballo.

Por otra parte, hay quienes clasifican el turismo ecológico, de acuerdo al esfuerzo que hay que hacer en las actividades. De manera que si el viaje está pensado para descansar, se trata de ecoturismo suave. Sin embargo, si te involucras en actividades como senderismo o escalada es ecoturismo fuerte.

¿Cómo hacer turismo ecológico?

Hay organizaciones que se dedican a promover este tipo de viajes. Planifican recorridos y, como explicamos antes, involucran a las comunidades locales que se beneficiarán del turismo.

La prioridad de estas organizaciones no es masificar el turismo, sino promocionar, promover y conservar el medio ambiente y las manifestaciones culturales. Para ello organizan diferentes actividades de ecoturismo que ayudan a cumplir ese objetivo.

Todas las actividades que se realizan se enmaran en las características específicas de cada lugar. Y se organizan de manera tal que alteren lo menos posible el sitio.

Actividades de turismo ecológico

Algunas actividades que se pueden incluir dentro del turismo ecológico son las siguientes:

  • Recorridos en bicicleta. Estos viajes entran dentro de la categoría ecológica, ya que se trata de un medio de transporte que reduce la contaminación ambiental. Debe quedar claro, que no solo porque te muevas en bicicleta es un viaje ecológico, también debe cumplir con el resto de las características del ecoturismo. 
  • Observación de fauna y flora. Permite observar a los animales y plantas en su entorno. Los turistas aprenderán cómo viven y su función dentro de su hábitat, siempre tratándolos con respeto y enfocado en alterar lo menos posible el lugar.
  • Paseos a caballo. Los paseos a caballo permiten tener mayor contacto con la naturaleza y disfrutarla de una forma única.
  • Buceo. También se puede hacer ecoturismo en entornos acuáticos y así conocer mejor cómo es la vida debajo del mar. Para este deporte es necesario tener una preparación previa y acostumbrarse a los equipos. Pero al conseguirlo lo disfrutarás mucho.
  • Educación ambiental. Son actividades que se realizan en medio de la naturaleza para incentivar el contacto con esta. Pero, además, muestran por qué es importante cuidar de ella y cómo podemos contribuir a hacerlo.
  • Senderismo. Se trata de organizar caminatas por diferentes rutas que se acondicionan para ello. Existen rutas de senderismo de distintas dificultades y debes asegurarte de elegir las más adecuadas.
  • Cacerías fotográficas. No tiene nada que ver con cazar animales. El término más bien se refiere a captar imágenes de los animales en la naturaleza, sin perturbarlos.
  • Observación de fenómenos naturales. La naturaleza puede sorprendernos con todas las actividades que es capaz de protagonizar. Desde la migración de animales, como las aves, o las erupciones volcánicas y las formaciones que puede provocar.

Estas son algunas de las actividades de las que puedes disfrutar. Cuando haces turismo de naturaleza también hay otras como el kayak o exploración de fósiles en las que puedes participar.

Consejos para hacer turismo verde

Si quieres comenzar a hacer este tipo de viajes, sigue estas recomendaciones que te damos a continuación:

  • Elige empresas especializadas y certificadas en este tipo de viajes. Ten cuidado con aquellas que se promocionan como ecológicas solo para atraer clientes.
  • Infórmate antes de viajar. Una de las características de quienes hacen turismo ecológico es que investigan con antelación sobre el lugar que van a visitar.
  • Respeta la naturaleza, no trates de alterar nada y deja que siga su ritmo. Asimismo, sé respetuoso con la cultura de la comunidad.
  • Compra productos locales, ya que esto promoverá la economía en la localidad.
  • Usa medios de transportes que sean sostenibles, así ayudarás a reducir la contaminación y la emisión de gases. Puedes optar por utilizar bicicletas o hacer caminatas.
  • Recuerda organizar tus viajes en grupos pequeños y mantente siempre dispuesto a aprender de todo lo que encontrarás durante el viaje.

Acércate a la comunidad e involúcrate en ella, participa y aprende sobre su cultura. Para hacer este tipo de turismo debes mantener tu mente abierta para disfrutar el viaje y crear nuevas experiencias.

Estas son algunas recomendaciones sobre cómo hacer turismo ecológico. ¿Has participado en viajes de este tipo? Cuéntanos tu experiencia.

Publicado en:

Autor

Por adminToyo / Administrator, bbp_keymaster

conectado Oct 06, 2022

Sin Comentarios

Enviar Respuesta